967 60 62 61

 

La bursitis de cadera es una de las patologías de cadera que más solemos tratar en la clínica y los pacientes que la padecen sienten dolor en la parte externa de la cadera, a nivel del trocánter mayor, que se encuentra localizado en la zona superior del femur y en la parte más prominente de la cadera. ​​

También se le llama bursitis trocantérea o trocanteritis y se debe a una inflamación de la bursa, que es una estructura que tenemos en diferentes articulaciones, entre ellas la cadera, cuya función es protegerla y disminuir la fricción, es decir, que no haya un roce directo contra el hueso.

bursitis cadera2

Los síntomas habituales en la bursitis de cadera son:

  • Dolor en la cara lateral que aumenta con gestos diversos de la vida diaria o deportiva. En ocasiones el dolor aumenta con la carga (estar de pie) sobre esa cadera y también con los cambios posturales en la cama. 
  • Dolor en la abducción de cadera (abrir la pierna) y en la rotación externa.
  • En la exploración es común encontrar una disminución de la fuerza acompañada de dolor intenso en la palpación de la zona.  
  • Dolor que es punzante o intenso al principio, pero puede volverse más un dolor continuo
  • Dificultad para caminar
  • Rigidez de las articulaciones
  • Inflamación y calor de la articulación de la cadera
  • Sensación de atrapamiento o chasquido

Causas

La bursitis de cadera suele ser más común en los adultos mayores. No estar en forma o tener sobrepeso son dos factores para tener mayor riesgo de sufrir bursitis de la cadera y, según estudios,  las mujeres resultan más afectadas que los hombres. Otras causas pueden ser:

  • Traumatismos, por un golpe directo
  • Por apoyarnos más sobre una cadera que en otra
  • Descompensaciones de miembros inferiores, una pierna más larga que la otra
  • Descompensaciones lumbares
  • Patologías degenerativas: artrosis, artritis de cadera…
  • Tener sobrepeso
  • Problemas dolorosos en el pie: juanetes, callosidades, fascitis plantar o talón de Aquiles
  • Calzado incorrecto. El uso de un calzado no adecuado, talla incorrecta, exceso de uso de tacones, puede hacer que las presiones ejercidas en rodillas y caderas sea inadecuada.

bursitis cadera1

¿Cuál es el tratamiento para la bursitis de cadera?

El tratamiento en la clínica lo realizamos con terapia manual para intentar bajar la inflamación a nivel de cadera. Cabe destacar que en consulta vemos que casi nunca el origen del dolor está en la cadera sino que suelen ser descompensaciones de pelvis y lumbar. Esto lo que hace es que se produzca un fallo biomecánico en el movimiento correcto de la articulación y se compensa con la cadera. Así la parte del trocánter trabaja más y a consecuencia se inflama. 

En osteopatía se busca el origen de la inflamación en las descompensaciones pélvicas y lesiones lumbares, que con el tiempo hacen que nuestra forma de caminar haya sufrido una modificación. Estas modificaciones pueden sobrecargar una cadera o rodilla, y en ocasiones pueden verse afectadas ambas caderas.

Si tienes algunos de los síntomas que hemos explicado y crees que puedes tener bursitis de cadera en Osteofisio Medrano podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros, sin ningún tipo de compromiso. Llámanos o escríbenos un mensaje en nuestras redes sociales.